Son piezas que sirven para reemplazar los dientes naturales que se han perdido.
Antes de colocar cualquier implante se realiza una radiografía panorámica y se estudia el estado del hueso sobre el que se va a fijar el implante.
El implante se puede insertar directamente en el alvéolo o en dos partes, primero se atornilla el pilar y luego se coloca la corona. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted